Menu

¿Cómo elegir una actividad extraescolar?

Las actividades extraescolares son aquellas que se realizan regularmente durante un periodo de tiempo, fuera del horario de clases y cuyo fin es potenciar el desarrollo físico, intelectual y social de los niños y jóvenes.

La realización de actividades ya sean deportivas, culturales, académicas o de entretenimiento fuera del horario de clases les proporciona importantes beneficios para su desarrollo integral, pero realmente ¿son las actividades extraescolares un beneficio o estresan a los niños?

  1. Las actividades extraescolares ayudan a que los niños aprendan a organizarse mejor fuera del colegio. Además, les enseñan a gestionar su tiempo para que puedan realizar los deberes de clase también.
  1. Al asistir a actividades fuera del horario escolar, los más pequeños de la casa aprenden a relacionarse con otros niños que tienen las mismas inquietudes que ellos.
  1. Las actividades musicales, por ejemplo, sirven para que los niños conozcan otras formas de expresión y comunicación, desarrollen su inteligencia emocional y sentido del ritmo.
  1. Además, las actividades extraescolares son muy importantes a la hora de enseñar a los pequeños a trabajar en equipo y a asumir unas determinadas pautas de trabajo.
  1. ¿Has notado que tus hijos no gastan la energía diaria? Pues las actividades extraescolares sirven precisamente para eso, para que derrochen energía, se diviertan y se relajen.
  1. Si tus niños son de los que les cuesta moverse, hay actividades deportivas que les ayudarán a mejorar la coordinación motriz, sus reflejos y les proporcionarán una mejor resistencia, agilidad y elasticidad.
  1. Para que las actividades extraescolares sean beneficiosas, ten en cuenta que estas han de ser un disfrute y no una obligación para los pequeños. En cuanto se convierten en obligación, dejan de ser beneficiosas para ellos. Respeta el deseo de ellos de apuntarse a una cosa y no a otra.
  1. A la hora de escoger actividad ten muy en cuenta el carácter de tu hijo. Si es un niño activo o muy agresivo le irá bien practicar algo de deporte de grupo; si es un niño poco activo, tal vez le vaya bien un deporte individual como el judo; si es introvertido, actividades como la danza o el teatro son las adecuadas para él y si, por contra, es muy creativo, ¿por qué no lo apuntas a drones y robótica?