Menu

GRANJA ESCUELA EN ALEMÁN PARA 1º y 2º ESO

Nada más llegar al colegio nos quedamos esperando en el patio a que llegaran los autobuses y, cuando mi profesor don José nos dijo que ya nos íbamos, nos levantamos todos súper contentos para subirnos al bus y salir.

El viaje fue bastante divertido porque me senté con mi amigo Jaime y estuvimos hablando, jugando a las cartas… Pero vamos a lo importante. Al llegar a la granja los monitores nos acogieron muy bien, algunos de ellos eran nativos alemanes pero también sabían hablar español, lo cual fue un alivio para todos porque nadie entendía nada a pesar de las apasionantes e increíbles clases de don José. Nos dividieron en grupos y yo me junté con algunos de clase. Nos llevaron a una zona donde había tres caballos y unas dianas para practicar puntería en tiro con arco mientras los demás montaban en los caballos por turnos. Cuando me tocó montar a caballo, una chica empezó a hablarme en alemán para darme instrucciones sobre lo que tenía que hacer, pero yo no entendía nada, así que hice uso de todo aquello que don José había tratado de enseñarnos y empecé a soltarle verbos junto con alguna palabra en inglés, pero creo que no llegamos a entendernos bien.

Después nos prepararon una gymkana bastante divertida, tras la que todo nuestro grupo fue a una parte de la granja donde había cerdos que no es que oliesen demasiado bien y otra clase de cerdos más pequeños, los llamados cerdos vietnamitas. A continuación subimos a una parte donde había cabras, ovejas y gallinas. Yo tuve la suerte de poder coger una cría de cabra, lo que fue increíble. Más tarde nos enseñaron unos cuantos roedores mamíferos como chinchillas, conejos, ratones y una nutria. Finalmente vimos también patos, un avestruz y aves rapaces como un águila, una lechuza, un búho e incluso un cernícalo volar.

Gabriel Sáez Sagardoy (alumno de 2º ESO C)

Ver vídeo