Menu

LOS PIOJOS EN EL COLEGIO

 

 

Cuando nos juntamos en el colegio, lo pasamos genial, pero irremediablemente surge el tema de los piojos..

 

Nos consta que algunas familias han hecho un master en éste tema, y con ésta información lo que queremos es apoyaros en todo lo que podamos.

 

Por las tardes, tenemos que tener presente la revisión de las cabezas de nuestros hijos.

 

 

Deberemos revisar todos los días al volver a casa, siguiendo una adecuada técnica en cuanto a prevención, manipulación y  tratamiento.

 

Todo lo relacionado con los piojos y su infestación en niños principalmente, pero sin perdonar a adultos, ha forjado ideas falsas. Hoy en día sabemos que no está relacionado con la falta de higiene, marginalidad social… y sí más relacionado con el contacto.

 

La pediculosis es una infestación por un piojo del cuero cabelludo, encontrándolos, sobre todo, detrás de las orejas y nuca.

 

Los síntomas son archiconocidos: picor intenso y lesiones en el cuero cabelludo.



El ciclo biótico tienes tres fases:

 

-liendre: es el huevo. Es blanca, nacarada y un poco ovalada. Se adhiere al pelo por medio de una sustancia adhesiva. No es posible el contagio porque cuando se separa del pelo pierde esa sustancia adhesiva que le mantiene unido.Tarda en eclosionar entre 7 y 15 días.

 

-ninfa: es un piojo pequeño, exactamente igual que uno grande, que se alimenta de la sangre.

 

-piojo: es de tamaño como una semilla pequeña, con 6 patas, grisáceo o amarronado. Las hembras son las que ponen los huevos y son más grandes que los machos. Los piojos viven alrededor de 30 días en la cabeza, se alimentan de sangre y si cae fuera del pelo muere en 24-48 horas.

 

A pesar de que algunas personas insisten, los piojos no saltan ni vuelan. Las formas más comunes de contagio son compartir objetos de baño (cepillos, lazos, coleteros, toallas), compartir gorros, bufandas, almohadas, camas, peluches para dormir, jugando el contacto de cabeza con cabeza…

 

PREVENCION

 

Además de todo lo anterior, es recomendable revisar todos los días y 1 vez a la semana muy a fondo. Si en el entorno cercano hay animales habrá que revisarles también.

 

Lavar toallas, sábanas, gorros, bufandas, muñecos a 60 grados…Hervir cepillos, gomas durante 10 minutos.

 

Es muy, muy, muy  importante llevar el pelo recogido y al lavarlo se le puede añadir al champú algún tipo de repelente (por ejemplo gotitas del árbol del té).

 

TRATAMIENTO

 

Existen tratamientos de toda la vida que siguen siendo efectivos. Como poner sobre el pelo seco vinagre templado, con gorro de ducha y envolverlo en una toalla o gorro de ducha para que mantenga el calor el mayor tiempo posible. Dejarlo puesto durante 2 horas.  A continuación pasar la liendrera y lavar. Se puede repetir cada 48 horas.

 

También se pueden tratar con productos farmacéuticos que contienen permetrina. Es muy importante dejar actuar el producto toda la tarde, a pesar de que en la publicidad diga que en 10.20 minutos es efectivo. A continuación pasar liendrera y lavar. Se puede repetir cada 5 días, y los días que está sin tratamiento seguir pasando al liendrera.

 

Y la última novedad farmacéutica al respecto son las sustancias que lo que hacen es asfixiarlos y deshidratarlos sin insecticidas. Hay que dejarlos actuar también toda la tarde, pasar liendrera y lavar. Se puede repetir a los 5 días y mientras pasar liendrera a diario.

 

PROCEDIMIENTO

 

Para una técnica depurada, lo más adecuado es situarnos en un sitio con una luz adecuada, colocar sobre los hombros del niño una toalla, cepillar bien el pelo e ir haciendo rayas para ver bien, como a mechones. Cada vez que un mechón está revisado se puede sujetar hacia otro lado con un pinza.

 

Si detectamos piojos y/o liendres se pueden quitar de forma manual, y cuando terminemos se aplicará la sustancia elegida por todo el cuero cabelludo. Se tapará con un gorro de ducha (y toalla si se usa vinagre) y pasado mínimo 1 hora (aunque en el prospecto del producto diga 10-15 minutos) se pasará la liendrera por mechones lo más cerca pòsible del cuero cabelludo múltiples veces. Usar un paño limpio para limpiar la liendrera cada vez que completamos un mechón.

 

Cuando terminemos, lavaremos las toallas usadas, la ropa y ser herviran los utensilios.

 

 

 

 

 

 

Muy importante revisar a toda la familia Es muy bueno comentar con el profesorado sí hemos encontrado liendres y/o piojos para poner en alerta a otros padres.

 

El esfuerzo de todos disminuye mucho la frecuencia de las infestaciones.

 

Os agradecemos el esfuerzo y sabéis dónde estamos para lo que necesitéis.

 

Isabel Maldonado

 

Enfermera Colegio Monte Tabor-Schoenstatt.